martes, 8 de abril de 2014

Atrapasueños



- imagen extraída de link -

También llamados "cazadores de sueños", se trata de pequeños objetos, comúnmente confundidos con adornos, que cumplen la función de "filtrar" los sueños del durmiente permitiendo el paso a los sueños y visiones positivas, y atrapando las pesadillas y elementos negativos de los sueños.

Generalmente se construyen de manera muy artesanal, con ramas de sauce entrelazadas para formar un circulo, en cuyo interior se teje una red con ramas mas flexibles o hilos de mediano grosor, y se decora con plumas, piedras o cuentas. Según la creencia popular, los malos sueños quedan atrapados en la red o encerrados en las cuentas hasta que la luz de la mañana los elimina y evita que estas visiones negativas se cumplan. Las plumas cumplen la función de "filtrado" de los sueños.

Origen

El origen de los atrapasueños es relativamente reciente en comparación de otros objetos. Son originarios del pueblo nativo norteamericano Ojibwa, quienes los construían atando hebras alrededor de una argolla circular, generando pequeñas telarañas de hilo.

Según una antigua leyenda, descubierta gracias a investigaciones recientes sobre los pueblos nativos hacia el siglo XIX, el origen del concepto del atrapasueños surge a partir de la llamada "mujer araña".
Según esta historia, una mujer de la tribu Ojibwa, señalada como la mujer araña, ayudó a llevar la luz del sol a su gente, la cual vivía en un área específica. Esta mujer observaba y dejaba que el rocío se asentara en la telaraña formada al rededor de su casa. Esta telaraña cubierta de rocío atrapaba los rayos del sol cada día y, cuando la gente de la tribu comenzó a esparcirse hacia los 4 puntos de la tierra, la mujer araña no pudo seguirlos a todos a la vez. Por tanto, tomó las plantas y telarañas cubiertas de rocío y las entretejió en un círculo que representaba el sol, para darle luz y prosperidad a su gente. Así tenemos, de la mano de la mitología, el primer atrapa sueños.

Ya en la década del ´60, el movimiento Pan-Indio extendió la influencia de estos objetos, siendo adoptados por nativos norteamericanos de diferentes pueblos y tribus, llegando incluso a ser vistos como elementos representativos de las culturas nativas. Sin embargo, la explotación comercial del atrapasueños como objeto de consumo masivo, ha hecho que muchos nativos y amantes de las culturas aborígenes, lo consideren un objeto chabacano, muy comercial y hechos por extraños sin conocimiento ni conciencia de los procesos para su creación y funcionamiento.

El libro de Thot



Dentro de la mitología egipcia, el libro de Thot es un texto de la antigüedad, escrito por el mismo Thot, dios de la escritura y el conocimiento, y mediante el cual se podía acceder al conocimiento de los dioses e incluso percibirlos, tras completar los encantamientos descritos en él.

Según las historias, el libro de Thot fue guardado dentro de una serie de cajas custodiadas por serpientes y oculto en el fondo del Nilo, cerca de Coptos. El principe egipcio Neferkaptah luchó con las serpientes y retiró el libro de las cajas; como castigo por robar su libro, Thot y otros dioses mataron a su esposa e hijo, provocando el posterior suicidio de Neferkaptah, quien fue enterrado con en libro en su tumba.
Luego de varia generaciones, Setne Khamwas, robó el libro de la tumba de Neferkaptah, a pesar de las advertencias del fantasma del antiguo príncipe. Poco después, Setne fue seducido por una bella mujer, que lo sedujo, mato a sus hijos y lo humilló ante el faraón. Al descubrir que estos hechos no habían sido más que una ilusión creada por Neferkaptah, decide devolver el libro ante la posibilidad de que la ilusión cobrara realidad.

Las historias relacionadas al libro de Thot reflejan la antigua creencia de los egipcios de que el conocimiento de los dioses no está hecho para los humanos.


Un poco de realidad

Lo cierto es que el libro de Thoth es un texto del antiguo Egipto que se conserva fragmentado en varios papiros que datan del siglo II del período ptolomáico. Existen diferentes versiones, aunque la recopilación de los mismos permite encontrar un tronco histórico común. Según los rumores, Thoth escribió al rededor de 20.000 libros y el que contiene la historia del príncipe Neferkaptah es uno de los más antiguos y de dimensiones más grandes que se conservan actualmente.
Estos textos pueden compararse con los textos griegos, escritos por Hermes y sus discípulos, aunque existen algunos libros de Thoth que datan del siglo I, con lo cual se los considera más antiguos que los escritos griegos.
Curiosamente se han encontrado fragmentos del libro de Thoth en Alemania, París, Florencia, Viena, Copenhague, New Haven, etc. Aunque estos hallazgos, tan alejados de su lugar de origen, pueden explicare en el auge por las culturas exóticas que tuvo Europa hacia el siglo XIV.

Tridente



Del latín Tri = "Tres" y Dente = "Dientes", el tridente ha sido una herramienta de gran importancia para la pesca desde tiempos muy remotos, aunque también fue muy usado como arma. Se trata de una lanza u horca de tres puntas. 

En Roma era muy común entre los gladiadores del Coliseo que la utilizaban junto con una red en los combates, puntualmente por los Reciarios (gladiadores con equipamiento similar a las herramientas de los pescadores). Debido a su asociación con la pesca, lo vemos muy relacionado a criaturas y seres marinos, tales como Poseidón, en la mitología griega y Neptuno en la mitología romana; también vemos a Shiva, un dios hindú, utilizar un tridente como un arma arrojadiza; en la tradición cristiana lo vemos como una herramienta de sufrimiento asociada con el diablo. Aunque en este punto vale aclarar una doble significación provenientes de la cultura gnóstica: por un lado, se decía que las tres puntas del tridente simbolizaban al padre, el hijo y el espíritu santo, o bien, también podían representar las tres cabezas del diablo: Judas, Caifás y Pilatos.

En las culturas afrobrasileras, el tridente es el arma de Exu (espíritus desencarnados). En este caso, el tridente simboliza la unión de lo oculto con el mundo terrenal por intercesión de un medium; ademas, es con esta herramienta se les recuerdan a los fieles como los esclavos africanos se vieron fozados a compararlo con el diablo, por la necesidad de infundir algún temor en el hombre blanco, esparciendo el rumor de las maldiciones del demonio negro. De esta manera, el tridente recuerda el sufrimiento del pueblo afroamericano.

Así, el tridente se configura en un símbolo de gran poder, presente en diversas culturas de orígenes distantes, asociado al poder, el sufrimiento y el trabajo. Hoy en día vemos muchos ejemplos de tridentes poderosos, no solo en la mitología, sino también en cuentos y películas, tales como "La sirenita" de Disney, donde el rey Tritón hacia uso de un tridente como símbolo de su poder; en el juego "The Legend of Zelda" vemos una referencia en el tridente del poder que aparece en "Four Swords Adventure", donde vemos un tridente que da a su portador poderes malignos; en el manga "One Piece" vemos una referencia a estos artefactos y al propio dios romano Neptuno en la saga de "Fishman Island"; en "World of Walcraft" tenemos, entre otras misiones, obtener el tridente de Naz´jan.

En todos los casos de tridentes poderosos en referencias actuales, vemos objetos de gran influencia y poder sobrenatural que dan a sus portadores la facultad de gobernar e imponerse sobre otros, algo sutilmente irónico si se tiene en cuenta su humilde origen entre las manos de un pescador.

miércoles, 26 de marzo de 2014

Zapatos mágicos


- Hermes y sus sandalias aladas -

Los zapatos con características mágicas se encuentran presentes en el folclore y mitología de muchas culturas. El origen de estos objetos se desconoce, pero la tradición de conferirle poderes mágicos al calzado es muy común en cuentos, narraciones y mitos de todo el mundo.

Una de las referencias más antiguas la podemos ver en la mitología griega, con las famosas sandalias aladas de Hermes que aparecen tanto en Grecia como en la mitología romana, donde son posesión del dios Mercurio. Estas sandalias son capaces de darle a su portador la capacidad de volar y en la mitología griega fueron entregadas a Perseo, junto con otros artefactos, para hacer frente a Medusa.
En la mitología irlandesa tenemos a los conocidos Leprechaun, famosos por los zapatos que fabrican y el oro que guardan. Según las leyendas, fabrican desde botas y zapatos de tamaño humano hasta pequeñas zapatilla para las hadas.
En el folclore irlandés abundan las historias de pequeños duendecillos que reparan zapatos de humildes campesinos mientras duermen. En todas las culturas, los zapatos parecen tener un importante significado o al menos una gran valoración como objetos de gran utilidad.

- "La Bruja del este estaba orgullosa de esos zapatos y hay en ellos cierto poder mágico, aunque nunca supimos en que consistía"-

Existen un sin fin de cuentos y narraciones populares que describen zapatos fabulosos de grandes poderes, como los zapatos de plata la bruja mala del este en "El maravilloso mago de Oz" o los zapatos de Franny en "Franny´s Feet". En muchas historias los zapatos abren a sus portadores un mundo de posibilidades, en general, de viajar a donde sea; esto tal vez se deba a la función que los zapatos poseen, de ser usados para el andar diario; esto también se observa en las publicidades y estereotipos actuales, donde se le atribuyen a los zapatos el crédito por el éxito del usuario, como por ejemplo, usar una determinada marca de botines te hacen un jugador tan bueno como los jugadores profesionales o que con determinadas zapatillas saltas mas alto o corres más rápido. Estas nociones sobre los zapatos nos han sido heredadas de las creencias en zapatos mágicos que provienen de tiempos muy antiguos.

Pero no todos los zapatos importantes en las historias tienen algún poder mágico, sino que poseen características que los hacen únicos, cargándolos de significantes relevantes para el desarrollo de la historia, como sucede en cuentos como "Cenicienta" y "Blancanieves" de los hermanos Grimm; en los cuentos originales, las hermanastras de cenicienta se amputan partes de sus pies para calzarse la zapatilla de oro, mientras que la madrastra de Blancanieves es forzada, al final del cuento, a bailar con unos zapatos de hierro al rojo vivo, hasta que cae muerta.


En la actualidad vemos muchas series animadas que centran algún capítulo en zapatos mágicos o zapatos comunes que dan una gran autoestima a sus dueños, un ejemplo es un capítulo de "Bob Esponja", donde el protagonista se considera el mejor cocinero del mundo solo por usar una botas de goma. Hay otros casos donde se hace referencia a los cuentos irlandeses, por ejemplo, en un episodio de "El laboratorio de Dexter", el protagonista ve su laboratorio invadido por duendes zapateros, los cuales solo pueden desaparecer si reciben una patada; otro ejemplo es un episodio de los "Looney Tunes", donde un grupo de aves se convierten, por las noches, en duendes zapateros que reparan los zapatos de un matrimonio enfermo.

Muchas veces el estado de los zapatos es un reflejo de la condición de sus dueños, como quien dice "Dime que zapatos usas y te diré quien eres", cuando Dorothy (mago de oz) aparece con los zapatos de la bruja del este, muchos piensan que ha de ser una gran hechicera. 
Hoy en día, los zapatos dejaron de ser un mero utilitario de trabajo y andar cotidiano, para ser verdaderos reflejos del comportamiento y personalidad de sus usuarios, creando cuentos e historias de personas que cambian de personalidad al usar zapatos ajenos. En este sentido, los zapatos son grandes reveladores de las características de quienes los usan. Esto se debe en gran medida al tipo de zapatos que se les permitía usar a las personas en determinadas épocas; en un principio, el calzado era un distintivo importante para señores/as nobles y miembros de la realeza. Por ejemplo, en Roma, el calzado de los hombres era rojo o negro, mientras las mujeres usaban de colores blanco, amarillo, purpura o verde, y las sandalias atadas eran un distintivo exclusivo de los sacerdotes y senadores del imperio. Los colores y adornos en zapatos y vestimentas eran importantes para distinguir la posición social de una persona e incluso su condición física o profesional (como sucede con el calzado y ropa de maikos y geishas en Japón).

Existen miles de referencias y cuentos referidos a zapatos de gran poder o de insólita relevancia, si bien el origen exacto de esta tendencia a otorgarles poderes al calzado no es exacto, se sabe de historias muy antiguas de zapatos fabulosos y hasta el día de hoy, estos útiles objetos siguen siendo el centro de muchas narraciones, cuentos, animaciones y hasta películas.


martes, 25 de marzo de 2014

Fuente de la juventud



Se trata de una legendaria fuente capas de curar y otorgar la inmortalidad y juventud eterna a quien beba su agua o se bañe en ella.
Las primeras referencias datan del siglo XV d.C. puntualmente con la llamada "era de los descubrimientos", época en que expedicionarios españoles y portugueses se dedicaron a recorrer y cartografiar el mundo tras el descubrimiento de América. Posteriormente las llamadas "Novelas de Alejandro" popularizaron la idea del "agua de vida", buscada incansablemente por Alejandro y su siervo en la tierra de la oscuridad.
"El libro de las maravillas del mundo" de Juan de Mandeville también hizo su parte en alimentar esta leyenda. Ademas existen miles de referencias a objetos que otorgan la inmortalidad, como la piedra filosofal, el elixir de vida y la panacea universal, que probablemente influenciaron la creación de este mito. El estanque de Betesda también funciona como un importante antecedente, siendo el estanque donde Jesus cura a un hombre en Jerusalén, según el Evangelio de Juan.

Por otra parte, los aborígenes americanos tenían sus propios mitos sobre una fuente de juventud. En este caso se trataba de la mítica isla de Bimini, un país de riqueza situado hacia el norte del continente, posiblemente en lo que hoy llamamos las Bahamas. Según la leyenda, el jefe arahuaco de Cuba fue incapaz de resistirse a la tentación que representaba la fuente restauradora de Bimini; reunió a un grupo de subordinados y navegó hacia el norte para jamas regresar. 
En el Caribe, las leyendas sobre Bimini y su fuente, se extendieron rápidamente. Fue en lugares como Cuba y Puerto rico que los españoles supieron sobre estos mitos, entre los que destacamos a Ponce de León, famoso conquistador de la épocas que se obsesionó con la búsqueda de la fuente de la juventud eterna. Luego de conquistar Puerto Rico e insatisfecho con las riquezas que allí encontró, partió en 1513 hacia lo que conocemos hoy como Florida donde habría buscado entre ríos y lagos, la famosa fuente. Sin embargo, hay que tomar estos datos con pinzas, ya que la asociación entre Ponse de León y la susodicha fuente se hizo después de la muerte del conquistador, lo cual no nos permite corroborar si estas historias son ciertas; fueron personajes como Escalante Fontaneda y Antonio de Herrera y Tordecilla, quienes formaron y fortalecieron este mito a través de sus memorias y narraciones.

La creencia en una fuente de juventud eterna nace de la necesidad del hombre de vivir joven por siempre, anhelando la vida eterna.

Casco de Hades



El casco o yelmo de Hades, era una de las tantas obras de Hefesto. Se trataba de un casco capas de volver invisible a su portador. Al ser un dios muy temido por los mortales, Hades sabía usarlo para subir a la superficie sin que nadie lo viera.

Según la mitología griega, Hades obtuvo el caso de los prisioneros de Cronos. Durante la llamada Titanomaquia (guerra entre dioses titanes y dioses olímpicos), Gea profetizó la victoria de Zeus, si éste tomaba por aliados a los seres que Cronos confinó al Tártaro. Con esta información, Zeus se acerca a Campe, carcelera del Tártaro, la mata y roba sus llaves, con las cuales libera a los cíclopes y los Hecatónquiros, los fortalece con alimentos y éstos, en agradecimiento, le dan a Zeus el rayo, a Hades un casco que lo hace invisible y a Poseidón, un tridente.
Así, Hades se presentó sin ser visto ante Cronos para robar sus armas, mientras Poseidón lo amenazaba con su tridente para distraerlo y finalmente Zeus hizo caer sobre él, su rayo.

Como suele suceder, los diferentes relatos mitológicos (especialmente trasladados de la tradición griega a la romana) ubican el casco en diferentes y contradictorias situaciones, pero en todos los casos se atribuye su creación a Hefesto y su posesión a Hades.
Según el mito de Perseo y las gorgonas, Atena, Zeus y Hermes le ofrecen a Perseo cuatro objetos poderosos para su camino a derrotar a Medusa: unas sandalias aladas, una oz de adamantio, un escudo y el casco de Hades.

domingo, 4 de octubre de 2009

Manzana de la discordia


- Paris entrega la manzana a Afrodita -

En la mitología griega, la diosa Eris fue quien coloco la manzana de la discordia sobre una mesa durante la boda de la nereida Tetis y Peleo, como venganza por no haber sido invitada. Junto a la manzana una nota rezaba: “para la mas bella”. Este acto provoco un conflicto entre las tres diosas Hera, Atena y Afrodita, las cuales se consideraban a si mismas las mas bellas.

Para resolver el conflicto, Zeus ordeno a Paris (un pastor troyano) que decidiera cual de las tres merecía la manzana. Las tres diosas intentaron persuadirlo de diferentes formas, pero solo Afrodita logro convencerlo, dándole a cambio de su aprobación, el amor de la mujer mas bella de la tierra mortal, Helena, hija de Zeus y esposa del rey espartano Menelao.

Paris le dio a Afrodita la manzana y la diosa preparo el encuentro con Helena. La mujer se enamoro de Paris y decidieron marcharse. Pero Hera y Atena, en desacuerdo con la decisión de Paris, con ayuda de Eris prepararon una guerra entre Esparta y Troya.

Esta es la leyenda que justifica la guerra verídica entre estos imperios, aunque la evidencia histórica adjudica dicha guerra a causas más realistas.